Sign in / Join

PASSENGERS: NÁUFRAGOS ESPACIALES

Estreno el 30 de enero de 2016

Un elenco reducido, pero en principio encantadoramente atractivo, comandado por Chris Pratt y Jennifer Lawrence, nos lleva en este viaje intergaláctico, sobre un futuro no tan lejano, en el que la tierra está superpoblada y sus recursos son prácticamente insuficientes, por lo que empresas como ‘Homestead’ organizan viajes a colonias en galaxias lejanas donde la vida es posible en condiciones similares, consiguiendo beneficios de 8.000 pasajeros, como es el caso; 8.000 personas dispuestas a vivir aventuras y a empezar su vida desde cero, después de un viaje de hibernación de 90 años.

Chris Pratt, interpretando al ingeniero Jim Parson, tiene un fallo en su cápsula de sueño, lo que provoca que despierte en pleno viaje sin ningún compañero a bordo, 89 años antes de tiempo, lo que le avoca en una profunda soledad; pero una soledad más revestida por toques humorísticos que trágicos, o quizá es que aún nos cuesta creernos a este actor en tono dramático. En general, lo mismo ocurre con el dúo que interpreta con Lawrence, una historia de amor difícil de creer, y que se centra demasiado en ellos, sin aprovechar los magníficos argumentos que reviste dicho viaje. La carga de la película, inevitablemente, cae sobre los hombros de los dos actores a falta otros, o de aprovechar diferentes alternativas que hicieran la película más atractiva.

El tono serio lo aporta la escritora Aurora Lane, interpretada por Jennifer Lawrence, que pronto aparecerá en escena inesperadamente. Ésta se embarcó en el viaje para tener algo que contar, algo diferente a cualquier otro relato, y no se imaginará lo distinto que va a sonar eso, y que se referirá no la historia de una vida en un planeta extraño, sino en una nave, para siempre.

El director del film es Morten Tyldum, el noruego que desembarcó en nuestro país con ‘Headhunters’ protagonizado por Jaime Lannister de ‘Juego de Tronos’, el actor Nicolaj Coster-Waldau, en un muy interesante film sobre el robo de obras de arte; y después sorprendió aún más si cabía, con ‘Descifrando el enigma (The Imitation Game)’ con Benedict Cumberbatch y Keira Knightley, contando la historia más biográfica de la II Guerra Mundial más especial e interesante de los últimos tiempos. Con esta película no podemos mejorar las buenas ideas que tengamos de este director, es una historia entretenida, pero plana, que desaprovecha cientos de cosas de su argumento, y se centra en los protagonistas como una historia de amor o relaciones cualquiera, sea en el espacio o en la misma tierra.

Luego está Andy García, y su minuto de aparición, desconcertante y quizá totalmente innecesario. Hay cosas que no se sostienen por sí mismas, y están bien los efectos especiales, incluso la corta aparición también de Lawrence Fishburne, o del camarero androide interpretado por Michael Sheen, que incluso siendo un robot por momentos da más vida al film que los demás elementos, pero es clamoroso el error de querer centrarse tanto en la pareja protagonista, que se deja todo lo demás al azar, y no convence. Siendo una historia entretenida lo es sin más, sin ninguna otra pretensión, y demasiado obvia por momentos. La emoción es insulsa, y apenas sufrimos o tenemos un sentimiento que nos mueva algo. Lo importante siempre serán las historias, y por desgracia ésta, deja mucho que desear, aún con las mejores intenciones.

Pueden juzgar ustedes mismos, a partir de este 30 de enero en todos los cines de España.

 

@GemsMurakami

Actores5.5
Efectos Especiales6
Guión5
Banda Sonora4
5.1
Reader Rating: (1 Rate)6.1

Leave a reply

¡Seguro que te gusta!