Sign in / Join

Mujeres

Ten un poco de fuego. Sé imparable. Sé una fuerza de la naturaleza. Sé mejor que todos aquí y que te importe un comino lo que piensen los demás.

Cristina Yang

En conmemoración al Día Internacional de la Mujer, hoy, os traigo una lista de los personajes femeninos que más me han impactado en toda mi historia como espectadora de películas y series. He de decir que no he seguido una línea clara en la elección, no os esperéis encontrar a las nuevas heroínas que Marvel y DC han querido traernos de manera un poco menos rancia que hace cincuenta años porque, en el caso contrario, tampoco hubiera puesto a ningún superhéroe en la lista de personajes masculinos, la razón es simple, me gustan los héroes que no necesitan capa para serlo. Aunque las nuevas producciones están un poco menos desactualizadas, se siguen sirviendo de estereotipos que, simplemente, entretienen. Digamos que voz a traer aquí personajes con los que me he identificado como mujer y no me siento muy identificada con mujeres que se visten de cuero o enseñan el 90% de su cuerpo para salvar el Universo, no es mi estilo. Es cierto que no debería ser tan dura con el universo Marvel en nuestras pantallas porque tenemos que agradecer la friolera de cinco mujeres en sus equipos, es decir, Jessica Jones, Peggy Carter, Daisy Jones, Melinda May y Jemma Simmons. Gracias Marvel, supongo.

El orden no significa nada, así como, el número de mujeres que completan la lista. He puesto a diez y no he llegado a una millonésima parte de las que me hubiera gustado nombrar, pero entiendo que tengáis una vida y que no queráis estar leyéndome eternamente.

Éowyn, El Señor de los Anillos

 

Imagen relacionada

Por supuesto que su momento cumbre es en el que asesina, nada más y nada menos, al Rey Brujo de Angmar, contestándole que ella no es un hombre y descubriendo su cara sólo antes de matarle. En comparación a muchos personajes femeninos, su papel es más pequeño pero no menos significativo.

Desde sus primeras apariciones en pantalla ella no quiere ser relegada a un segundo plano simplemente por el hecho de ser una mujer, de hecho, se disfraza de hombre y marcha a la batalla acompañada de Merry, que tampoco entraba en los estándares de los hombres para poder luchar una batalla.

Alicia Florrick, The Good Wife

Alicia Florrick es un personaje que entra en esta lista con logros de sobra ganados. Aunque, es cierto, no parece que tenga un papel tan heroico como otras mujeres que se nos puedan venir a la mente, para mí, representa una lucha real que muchas mujeres viven cada día. Alicia vuelve a trabajar después de que su marido sea condenado a una pena de prisión por pagar a la prostituta con la que se acostaba con el dinero público de los estadounidenses. A pesar de todo, ella le apoya porque cree que es lo que debe hacer, porque es el padre de sus hijos y porque, en principio, le ha perdonado.

Cuando ABC empieza a emitir esta serie que se desarrolla durante siete años, no había personajes femeninos protagonistas que ocuparan los canales en abierto de las televisiones de EEUU. Alicia Florrick representa eso, es un personaje en constante crecimiento que se enfrenta al qué dirán, a la conciliación familiar, a ser mejor madre cada día pero a no dejar su carrera profesional por ser madre.

A lo largo de toda la serie, Alicia se enfrenta ante lo que debe hacer y lo que quiere hacer, sobre todo, en lo referente al tema del marido. En las seis primeras temporadas gana el debe con resultados un poco desastroso para su vida personal, pero consigue encontrar un equilibrio entre ser madre, trabajadora y ser feliz con sus decisiones a pesar del qué dirán.

No me puedo ir de aquí sin mencionar a Diane Lockhart, que ahora protagoniza el spin-off The Good Fight junto a dos co-progonistas femeninas. Diane se enfrenta a otros problemas, ya que, no tiene hijos. Pero sí tiene que demostrar capítulo a capítulo que se merece estar en lo más alto de su profesión, simplemente, por ser una mujer.

Aibileen Clark, Minny Jackson y Skeeter, The Help

Estos tres personajes protagonistas pueden condensar rápidamente lo que es ser una mujer en este mundo que se rueda en el siglo XXI, a pesar de estar ambientada en los años sesenta de Missisipi.

Skeeter es cualquier mujer a la que no toman en serio, en su caso, por ser demasiado visionaria, entendedme lo de visionaria, porque creer en la igualdad debería ser de obligado cumplimiento.

Minny Jackson es una mujer fuerte que se ha adaptado a sus circunstancias y que lucha por lo que quiere. Su encuentro con Celia Foote es justo lo que necesitaba no sólo para defenderse fuera de casa, sino dentro también.

Aibileen es una mujer que lo ha dado todo por las señoras para las que trabajaba, la sociedad no atendió a su hijo por ser negro y ella se ha dedicado a otros niños que no eran sus hijos. Su historia es la más triste, pero también, la más significativa. Es una mujer que conmueve con su fortaleza, y a pesar de todo, se atreve a decidir a parar, a luchar por ella misma.

Girls

He decidido poner el título de la serie porque no podría decantarme por ninguna de las cuatro. Cada mujer que aparece en Girls, incluso las secundarias, son retrato de las mujeres que te vas a encontrar por la calle, incluso si no vives en Brooklyn. Aunque los personajes masculinos también están fielmente representados, quiero poner especial atención en ellas. Cada una de ellas cuenta con sus defectos y con sus fortalezas, pero es una imagen real de lo que vive y siente una mujer en su día a día. Sin más florituras.

Aquí me gustaría destacar, sobre todo, la realidad de la trama. Esta se plasma en la mayoría de los detalles de los capítulos pero los desnudos dan una mejor explicación. Cuando salen desnudas, salen desnudas, es decir, no hay planos extraños, sombras o dobles de cada parte del cuerpo, son Hannah, Jessa, Marnie y Shoshanna desnudas porque, aunque el cine nos haya dicho lo contrario, no todas las mujeres somos maniquíes o utilizamos lencería cada día de nuestra vida. Simplemente, somos mujeres con desnudos tan dispares como cuerpos hay en este mundo. Y quererse como se quieren cada una de ellas debería ser parte obligatoria en nuestras vidas.

Bridget Jones, El Diario de Bridget Jones

Por supuesto que Bridget tenía que estar incluida en mi lista porque es imposible que no me identifique con una persona bastante torpe, un poco bocazas y que intenta durante todo el año ir al gimnasio.

Bridget es un soplo de aire fresco porque es una mujer normal y corriente que vive una vida normal y corriente. No siempre le salen bien las cosas y se tiene que esforzar en conseguir el trabajo que quiere o, incluso, en darse cuenta de quién está enamorada. No es que las mujeres tengan complicaciones en manejar sus sentimientos, es que todas las personas de este mundo difícilmente interpretan correctamente un amplio y atestado abanico de sentimientos.

Y todo esto lo hace sin perder el sentido del humor.

Resultado de imagen de bridget jones gifs

Fiona Gallagher, Shameless

No seré yo la peque de lo mismo que la organización los Globos de Oro por lo que no olvido a Fiona Gallagher. La historia de Fiona es atípica para mí, al menos. Se cría en una familia disfuncional, en los suburbios de Chicago (en su versión americana) y se tiene que enfrentar a dos padres enganchados a todas las drogas que se os vengan a la cabeza. Al final, acaba criando a sus cinco hermanos pequeños que dependen de ella para no acabar como sus padres. Tengo que aclarar que Fiona tiene 19 años cuando empieza el relato.

Hay un cambio importantísimo en la última temporada, Fiona decide vivir su vida. Después de criar a todos sus hermanos, menos a Liam del que se sigue encargando, Fiona quiere echar a volar, y así se lo plantea a sus hermanos. Sin embargo, ninguno de ellos se lo toma a bien. Lo que es realmente impactante es la agotadora posición en la que se encuentra Fiona, y me explico, cada paso que da es cuestionado. No sólo tiene que trabajar, sino que tiene que demostrar que está hecha para ese trabajo sólo por el hecho de haber decidido trabajar.

En realidad, para ella, sus hermanos son sus hijos y lo que se pone en entredicho es la decisión de una mujer que decide trabajar, además, de ser madre. En ella, la tensión dramática aumenta porque ni siquiera son sus hijos y, cuando tiene que defenderlos, es ante sus padres.

Paulina, Paulina

Imagen relacionada

Es la menos conocida de la lista pero una de las más importantes en mis elecciones. Paulina es una mujer que decide tener el bebé fruto de una violación. Aquí los elementos dramáticos son más que evidentes y, sin embargo, no son esenciales para el desarrollo del personaje. Me explico, la película se centra en cómo Paulina toma esa decisión, se enfrenta todo su entorno pero a su padre, especialmente.

La historia de Paulina es cómo decide escucharse detenidamente para tomar una decisión, independientemente del resultado, es una mujer inteligente que utiliza todos su recursos para averiguar si debe seguir adelante con ese embarazo tan poco deseado, incluso, enfrentarse a su propio violador.

El enfrentamiento más duro que tiene es con su padre, cuando los dos se enfrentan al daño que la han hecho a ella. Creo que es significativo porque el espectador no acaba de sentir el daño que sufre Paulina hasta que lo ve en su propio padre, igual que ella misma.

Carol Conelly, Mejor… Imposible

 

Estoy enamorada de este personaje porque Melvin se enamora de ella. Simple y llanamente. La película es una historia de amor, Melvin sufre trastorno obsesivo compulsivo y se enamora, poco a poco, de Carol. Ella es una camarera, madre de un hijo enfermo crónicamente y que sobrevive para poder pagar las facturas médicas.

No conocemos apenas a Carol, no más allá de las primeras escenas, es una madre coraje que lucha por su hijo y que mantiene una dosis de humor ácido. Todo lo que seguimos conociendo de ella es a través de Melvin porque es, en él, en quien produce un cambio, le hacer ser más humano, más compasivo. Gracias a ella se atreve a tener un amigo, a pisar las rayas entre las baldosas y, en definitiva, a enamorarse.

Hermione Granger, Harry Potter

Ella está aquí incluida porque es el primer personaje femenino con el que me siento identificada, al menos, desde que tengo uso de conciencia. Es cierto que sin Hermione, tanto Harry como Ron, habrían muerto en la primera película, pero también es cierto que ella sin Harry y Ron, también.

Hermione tiene todas las cualidades que cualquier persona desearía tener y, sin embargo, no cuenta con muchos amigos al principio de su historia. Y no por ello deja ser ella misma, ni de leer libros, ni de levantar la mano cuando sabe las respuestas. Claro que le importa no tener amigos o que sus compañeros de clase la odien un poco, pero no deja de ser ella misma.

Y, gracias a eso, labra amistad con Harry y Ron. Y son ellos los que reconocen sus virtudes y la quieren por sus defectos.

Claire Underwood, House of Cards

Es complicado hablar de Claire Underwood sin hablar de Francis y viceversa. Son dos personajes que se complementan en distintos planos de su vida y que, literalmente, no existe el uno sin el otro. Se quieren a su manera y, un poco como Carol, Claire le infunde a Francis un poder inexplicable.

Sin embargo, me enfado bastante cuando Francis se olvida de que Claire es su mitad hasta un punto enfermizo. Y Claire también se enfada. Hay un proceso importante de conocimiento del personaje, de su estructura, de lo que piensa y lo que siente. Y Claire sólo tiene un único freno: el propio Frank Underwood.

El problema viene cuando Frank empieza a utilizar en la alcoba los mismos juegos que en el Congreso. Y es aquí donde renace Claire Underwood, este punto en la trama es esencial, no sólo porque Claire rompe el techo de cristal, sino porque Francis aprende una valiosa lección y, es que, funcionan mejor siendo iguales.

Nos leemos,

Sandra Herranz Casas

Leave a reply